Aceites refinados

Es el tratamiento físico-químico utilizado para eliminar el mal olor, color y sabor de los aceites. Obtenido de la refinación de aceites de oliva vírgenes que presentan acidez elevada o defectos en sus condiciones organolépticas, y que en el proceso de refinación se eliminan Es necesario realizar este tratamiento a todos los aceites de semillas, al aceite de orujo y a los aceites vírgenes de mala calidad (lampante). Los principales aceites refinados son:

Aceite de Oliva Refinado. Obtenido a partir de aceite de oliva virgen, generalmente lampante, mediante técnicas de refinado. La acidez libre no superará 0,5º y sus otras características son conformes a las establecidas para esa categoría.

Aceite de Oliva. Mezcla de aceite de oliva refinado con aceite de oliva virgen. Su acidez no superará 1,5º, según el porcentaje de la mezcla.